Buscar

¡PASEN Y VEAN!

martes, marzo 17, 2015

El factor Rh, de cómo se hibridaron homínidos y alienígenas o mutantes de la evolución.

Ha sido mucha la literatura que he leído sobre el factor rh en la sangre de los humanos. Desde publicaciones amarillistas, pseudocientíficas, cuentos chinos, milongas arqueológicas a publicaciones científicas en renombradas revistas de ciencia y estudios avalados por prestigiosas universidades con resultados cuanto menos escandalizantes.

El caso es que la realidad nos dice que hay personas con unas proteínas en la membrana de sus heritrocitos y personas que no tienen esas proteínas. A las primeras se las etiqueta con un factor de Rh + (positivo)y a las segundas con un factor de Rh - (negativo). Otro dato cierto es que los Rh+ son más cuantiosos que los Rh-. También se ha constatado que los Rh- tienen más propensión a sufrir enfermedades autoinmunes, crònicas, incurables y muy letales. Por no decir la existencia de la enfermedad hemolítica que sufre un embrión Rh- en el útero de su madre Rh+,

Pero lo realmente de lo que quiero escribir es de lo que no se constata desde la ciencia. Quiero plasmar aquí lo que siente una persona con Rh- desde que nace. Quiero reflexionar sobre todas esas personas que viven ignotas de la cualidad de su Rh pero experimentan en su vida, día a día, sentimientos de no pertenecer a la Humanidad, de ser parte de lo que hay ahí fuera, de ver a su familia como personas ajenas a su realidad, de experimentar la sensación de pertenecer a otro mundo. Sensaciones que llevan a estas personas a ser solitarias, introvertidas, ajenas a este mundo y con una misión especial desconocida.

Estoy hablando de una población de un 15% de todo más de siete mil millones de personas en todo el planeta. Aproximadamente mil cien millones de seres humanos con factor Rh- que piensan que no pertenecen a este mundo, que miran hacia las estrellas buscando una explicación a su misión en su vida y que sienten que no son totalmente humanos. Seres híbridos descendientes de humanos que se mezclaron con otros seres cuya genética compatible permitió tal hibridación. El factor Rh- no se puede explicar su aparición en el ser humano sin meter por medio una mutación -explicación que abraza la ciencia- o una hibridación con seres no pertenecientes al medio ambiente de los humanos. Esta última hipótesis es abrazada por la prensa amarilla e investigadores de lo paranormal.

En el siguiente blog comprenderéis mejor de lo que quiero hablaros:

 https://mjpg2909.wordpress.com/


¿Cuántas descripciones y narraciones de La Biblia nos recuerdan a encuentros en la cuarta fase? ¿Y avistamientos o encuentros cercanos? ¿Y en otros textos y libros sagrados antiquísimos que nos cuentan de extrañas cestas voladoras (vimanas) o bolas de fuego? Y  sin ir más lejos, ¿qué vemos en el arte pictórico representado?







¿Cuánto se ha escrito sobre Él? ¿Cuántos estudios y divulgaciones pseudocientíficas y científicas se han realizado y publicado sobre Él?

Sí, queridos lectores, hablo de Jesucristo, Jesús de Nazaret, Cristo, El Hijo de Dios, El Verbo hecho Carne, El Salvador, El Mesías, ... Un personaje de La Biblia que ha sido estudiado por historiadores, arqueólogos, teólogos y científicos de toda índole y de diversas universidades y laboratorios. Gracias a la Santa Síndone sabemos que el hombre que fue cubierto con ella era del grupo sanguíneo AB y con factor Rh negativo.  Que el polen que se encontró en ella pertenece a la época, plantas y región de cuando vivió Jesús. Y que a pesar de haber estado a punto de quemarse en la Era Medieval ha perdurado de forma insólita y causal hasta nuestros días. ¿No les parece extraño que un ser nacido de una virgen, fecundada por una entidad espiritual y que promulgaba la anulación de todas la emociones, excepto la del amor al prójimo, fuera Rh negativo? Y para redundar en su excepcionalidad era perteneciente al grupo sanguíneo menos abundante. ¿El Hijo de Dios? Es el Rh negativo el Santo Grial que tanto se ha buscado y de que tantos personajes históricos han hablado.



Seguiré actualizando sobre este tema en la medidada de lo posible.

2 comentarios:

  1. La mitad de los vascos son rh negativo y su linaje más antiguo que el del propio Jesús.
    el 15 % de la población mundial el RH negativo ( no creo que todos se sientan extraños en su familia )

    ResponderEliminar
  2. Antetodo, gracias por tu comentario. En cuanto a tu opinión sobre el linaje discrepo, puesto que aunque el linaje vasco es antiquísimo hay que tener en cuenta que el linaje de Jesús (dejando a un lado la inmaculada concepción y otros dogmas de fe) es mucho más antiguo que el propio de la península. Ya sólo por el origen de la humanidad y la teoría de los flujos migratorios en los albores de la Humanidad. Por la misma historia de la estirpe de la que proviene tan insigne personaje.

    No sé si usted comparte el Rh negativo. Si es así y no siente esa particular intranquilidad de saberse extraño, enhorabuena, pues se ha liberado de una gran carga. Si no comparte la anomalía de la ausencia de la proteína rhesus, también enhorabuena, pero le agradecería que no opine por ellos, pues no conoce sus sentimientos y emociones extraordinarios.

    Por otro lado, le recomiendo investigue sobre el paralelo 33 y las flagrantes causalidades que hay entre la precesión de La Tierra, el ciclo solar maya y los grandes monumentos y construcciones de nuestros antepasados. Es un tema apasionante y revelador.

    Sin más, le vuelvo a agradecer su comentario y su interés por este humilde sitio y las inquietudes de su autor.

    ResponderEliminar

Antes de nada, agradecerte que te hayas pasado por este hulmide rincón de mi mente. Espero que te diviertas comentándolo y me hagas partícipe de tus impresiones. Cualquier crítica me parecerá constructiva.Un saludo.